Sobre mí

Quizás debería empezar diciendo que vivo en Donosti. Será una forma rara de empezar una presentación para una web de recetas fitness, pero es fundamental para que entendáis por qué emprendí este proyecto. En Donosti, y en Euskadi en general, se come muy bien, pero también se come mucho. Toda la vida social se organiza en torno a una mesa. Y la gente disfruta de la comida. Y claro, cuando la tierra tira a uno, también disfruta de comer y encima más cuando te gusta cocinar. Y eso tiene sus consecuencias. Sobre todo físicas.

Y es que siempre fui un niño gordito, un adolescente aún más gordito y un adulto con sobrepeso, quizás porque me movía más. Y siempre fui reticente a hacer cualquier dieta, los placeres de la comida eran muchos, y las dietas que existían no invitaban más que a un sacrificio con el que yo no quería comprometerme. ¿Quién quiere vivir sin esa falta de alegría? Además, no hacía falta ser un Sherlock para saber que nadie aguanta así toda su vida y que luego se recupera todo más rápido. Y así me mantuve pensando muchos años.

Hasta que descubrí la alimentación fitness. Ahora parecerá que todo esto gira en un mágico mundo en el que todo es perfecto siguiendo cuatro preceptos. No, para nada. Me ha costado, y me cuesta, esfuerzo, eso que quede claro, pero he encontrado un modo de alimentarme en el que no renuncio a muchos sabores ni a muchas cosas que me gustan, salvo las obvias claro- aunque en algunos casos veréis que ni eso- y siento que va con mi afición por la cocina y probar cosas nuevas. Si estoy a gusto con la alimentación fitness es porque encontré lo que andaba buscando, el equilibrio entre el sacrificio y el disfrute, entre cuidarse y no amargarse, y eso es importante si se quiere mantener a medio o largo plazo.

Esa sería la parte de cómo llegué hasta aquí, ahora sólo faltaría explicar por qué puse en marcha este blog de recetas y esa es otra parte de mí personalidad, aunque mejor dicho, en concreto tiene que ver con tres facetas mías, además de la de ser un cocinillas: Soy pedagogo, soy emprendedor y soy bloguero. Así que poner en marcha un blog de recetas fitness que enseñe a mejorar la alimentación estaba cantado.

Quiero que sepáis que para mí esto es un proceso a la vez que una aventura, soy muy nuevo en este mundo y constantemente estoy aprendiendo, bien en dietética adaptada al deporte o bien en lo que me haga falta para seguir este camino. Quizás lo empecé con la crisis de los 35, no sé, sólo sé que me está gustando y si puedo contagiar a alguien esa pasión, ¡pues genial!

Anuncios