Revuelto de pollo

Ingredientes:

  • 300 grs. pechuga pollo picada
  • 1 puerro
  • 100 ml. claras
  • 1 cebolla.
  • 1 pimiento verde
  • 2 cucharadas concentrado de tomate
  • Especias kebab
  • AOV
  • Sal baja en sodio.

Preparación:

  1. Calentamos dos cucharadas de AOV y vertemos la cebolla, el pimiento y el puerro limpios y troceados.
  2. Cuando estén blanditos añadimos el pollo y le echamos la sal y las especies.
  3. Cuando esté dorado añadimos el concentrado de tomate.
  4. Por último añadimos las claras y mezclamos como si fuera un revuelto.

 

 

Anuncios

Twist de claras

Todos sabemos que las claras son un recurso muy útil en la alimentación fitness por su proteina y baja grasa, pero, seamos sinceros, las tortillas de clara no son lo más sabroso del mundo, pero eso es que quizás no sabemos echarle imaginación ¿no? ¿Y si reinventamos los huevos revueltos para una vida más sana y sabrosa?

Ingredientes:

  • 100 ml. de claras.
  • 2 lonchas de pechuga de pavo.
  • 1 loncha de queso de fundir baja en grasa.
  • 1/2 cucharadita de chile picado
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma
  • 1/2 cucharadita de orégano
  • Una pizca de sal rosa

Preparación:

Vertemos las claras en un cuenco y batimos con todas las especias.

Echamos la mezcla en una sartén caliente a la que habremos incorporado un poco de aceite si es necesario. Cuando las claras empiecen a cuajar las revolvemos con una espátula de madera para que no formen la tortilla y coja la textura de unos huevos revueltos.

Cuando empiece a coger la forma echamos las pechugas y el queso troceado y seguimos dando vueltas hasta que esté listo para servir. Sólo queda disfrutar.

Yo las serví en una tortita de maíz en forma de barca

Yo las serví en una tortita de maíz en forma de barca

Tortilla de clara al queso.

Las tortillas de clara son un clásico entre la alimentación fitness por su alto valor proteico a la vez que bajo valor energético, pero no nos engañemos, tienden a ser sosas. La cuestión es darles vida y convertirlas en un plato sabroso. Para ello, las especias son nuestro aliado.

Ingredientes:

  • 150 mg. de claras líquidas.
  • 1 locnha de queso ligth para fundir
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 pizca de sal rosa
  • 1 pizca de chiles picados
  • 1/2 cucharada de aceite de oliva.

Preparación:

Vertemos en un bol o plato hondo las claras con las especias y batimos bien hasta que queden homogéneas.

Calentamos el aceite en una sartén antiadherente y echamos la mezcla en ella. Partimos la loncha de queso en dos mitades y la ponemos en el centro hundiéndola en el líquido.

Cuando la parte baja de la tortilla haya cuajado lo suficiente, la vamos enrollando. La terminamos de hacer.

 

Tortilla de patatas

No hay nada más nuestro que una tortilla de patata, algo que queda bien y gusta a casi todo el mundo (hay excepciones aunque suene raro en este caso). Lo que pasa es que no es un plato, digamos fit, porque la patata para que quede en su punto tiene que hervir en aceite lo cual le hace absorber gran cantidad del mismo y la convierte en un producto calórico para excepciones. Os traigo una forma de hacer la tortilla con menos grasa ideal para llevar a esos picnics en los que este plato es un aliado socorrido, por ejemplo.

Ingredientes:

  • 200 grs. patata.
  • 1 huevo
  • 2 claras de huevo.
  • 1/2 cebolla.
  • Aceite.
  • Sal rosa.

Preparación:

  1. Pelamos las patatas y las pones a cocer. Lo habitual suelen ser 20 minutos para que estén al punto, pero dependerá del grosor de estas.
  2. Una vez cocidas les quitamos el agua y aplastamos con un tenedor. No hace falta que quede un puré pero si que queden machadas.
  3. Ponemos una cucharada de aceite y echamos en él la cebolla picada fina hasta que se dore. La escurrimos y la mezclamos con la patata.
  4. Batimos el huevo y las claras y cuando estén hechos añadimos la mezcla de patata y cebolla y rectificamos de sal. Con la medida de los huevos podéis jugar en caso de haber usado mucha patata, lo ideal es que quede toda la patata mojada sin que haya exceso de huevo pero tampoco seca.
  5. Hacemos la patata en la misma sartén donde hemos hecho la cebolla como cualquier tortilla. ¡Animo al darle la vuelta!

* Yo he hecho la tortilla con cebolla porque me encanta y me cuesta comer incluso una normal sin el toque de la cebolla, además ayuda a darle el sabor auténtico. Si no os gusta saltáis ese paso y ya está.