Tzatziki

Las salsas tienen peligro porque nos llevan a untar, pero reducimos ese potencial riesgo si hacemos la cantidad justa para que no haya tentaciones y si las hacemos nosotros, evitando así el exceso de azucares y de conservantes de las salsas preparadas.

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 750 ml de yogur natural desnatado (mejor si es griego ya que tendrá más cuerpo; también los hay desnatados)
  • 1/2pepino rallado
  • 2 dientesde ajo machacados
  • El jugo demedio limón
  • 1 cucharadade menta fresca bien picada
  • Un chorritode aceite de oliva
  • Una pizca de sal rosa

Preparación:

  • Dejar que el yogur suelte, durante toda la noche, el máximo líquido posible y así se quede concentrado. Para ello ponerlo en un colador de malla finísima o en un paño para queso limpio y dejar que escurra. (Mejor ponlo en la nevera para evitar que se pueda estropear).
  • Hacer lo mismo con el pepino. Rallarlo y dejarlo toda la noche escurriendo en iguales condiciones que el yogur.
  • Luego podemos aún pasar el pepino por papel absorbente. Al día siguiente mezclar el pepino con el yogur, el ajo bien machacado, la menta fresca picada, el zumo del limón y una pizca de sal en un bol. Regarlo ligeramente con aceite de oliva, ponerle una tapa y dejarlo reposar bastante tiempo (de ser posible otra noche entera).
  • Al día siguiente ya se puede servir en frío para acompañar, sobre todo, a carnes asadas o a la plancha.
Anuncios